I`ve got blisters on my fingers.




El sí de las niñas.

Rascacielos.

23.2.11

Y al mismo girar la esquina de aquella desgastada manzana, me detuve de golpe.
La vi alli, parada entre humos, rascacielos, luces y estres. Parada con un sobrero de franela de estilo muy parisino, unas gafas de sol que le tapaban toda la cara y un café de máquina en la mano.
¿En que coño estaria pensando?
Seguro que imaginaba utopias, creaba historias o meditaba sobre las neuronas. Miraba al frente tarareando entre sus labios carmesí alguna cancion de 30 secont to Mars. Y entonces, ella sintió que todo se paraba a su alrededos (o algo parecido debió sentir). Que no habian taxis amarillos pasando a toda velocidad frente a ella, que no salia humo de todo su alrededor, que miles de personas no la rodeaban con prisa. Y se dio cuenta, todo habia sucedido ya (claro, si no, no habria sucedido, y lo que sucede pasa) y fue entonces cuando empezó a correr, toda la 5º avenida le quedaba atras y cuando llegó a la esquina de la avenida donde estaba el Palace, en un gesto de locura atónita, cruzó en rojo. Llegó, llegó al central park, vio el gigante árbol de navidad y chilló. Chilló en español todo lo que no habia chillado nunca. Y yo, que estaba tras ella y que la habia seguido (porque nunca la dejo) vi como de repente, un hombre sentado en un banco se acercó a ella.

- Rubia, NY esta llena de españoles.

3 comentarios:

poetadebotella dijo...

es eso cierto?jajajaja
joder, pues a mi me encantaria ser otro de los españoles que se pasean por NY...
muuah!

Incomprendido... (si uds. me lo permiten) dijo...

NY, NY es una gran ciudad ;D

. dijo...

Gracias querida Liv, sé que no hace falta mirar a mi espalda para encontrarte detrás..

Ojala algún día corra con olor a café, con los sueños intactos y mis labios pintados por las calles de NY a la busca de quien sabe qué.... aunque me conformo con que siempre estés ahí.




Cómplice del aire.