I`ve got blisters on my fingers.




El sí de las niñas.

Rascacielos.

27.9.11

Una vez cuando era niña, y le conocí, pensé: lo es, es él. No sabia muy bien que significaba eso, ni recuerdo muy bien lo que sentia por aquel entonces hacia él, pero lo había visto en las películas y lo encontraba igual. Lo que recuerdo es que mis sentimientos eran claros, totalmente distintos a ahora. Sigue siendo igual, lo puedo asegurar; quizá algo mas borde (y mucho más alto) pero igual. Pero el problema es que ambos hemos crecido y antes, sus palabras eran completamente puras y reales, las de un niño; lo juro. Pero ahora, no consigo saber qué siente en realidad: si me quiere, si no, si solo cree que puedo estar buena o si le gustaria que paseásemos todo el día de la mano. Y esa incertidumbre a no saber si se lo puedes confesar o si no, o si acaso será lo mejor; es lo que llevo años intentando averiguar con Jaime.