I`ve got blisters on my fingers.




El sí de las niñas.

Rascacielos.

10.6.11

Pobre Cristina, la pobre seguía mirando bajo su cama antes de irse a dormir por si algun monstruo, villano o fantasma se habia adueñado de ella. Y esque, no podia evitar tener esas costumbres. Claro, despues de todos los malos de película con los que se habia encontrado en la vida...
Pobre Cristina, quien le iba a decir a ella que el mas malo de todos la protegería de principes asapados, anfetaminas y pastillas para dormir toda la vida.

6 comentarios:

Duna Loves dijo...

pues que piense que hasta los monstruos le tienen miedo a la oscuridad :)

Anónimo dijo...

Monstruos...criaturas horribles, solo merecen la muerte. Peludos y salvajes, incivilizados personajes extirpados de las peores pesadillas de los hombres.

Tristes espectros de vidas pasadas que nos recuerdan el dolor del viaje.

Nietzsche dijo que todas las cosas deben portar mascaras horribles y monstruosas para permanecer en el corazón del ser humano.

Me gustaría saber cuantos monstruos han perdido el sueño, han caído ante las anfetaminas y han olvidado que viven.

Srta. Liv dijo...

Todos los que se lo merecían.

Lexy dijo...

Intenso...según a que monstruos te refieras..pero todos pueden vencerse :)

Albanie M. dijo...

a mi me gustan los tipos malos.

Anónimo dijo...

¿Lo merecía el pobre Jano?